La mujer de la curva

La Chica de la Curva

Aunque antiguamente la joven no paraba a un automóvil, sino a un jinete, a un coche de caballos o a un carro. También en la mitología hay ejemplos de guías, espíritus de los antepasados o fantasmas errantes que conducen a los viajeros, les advierten de peligros o les prestan su ayuda. Los expertos que han estudiado esta leyenda concluyen que se trata de una especie de hada madrina o conductor de almas, una figura que ha fascinado al hombre desde siempre.

La chica de la curva. ¿Leyenda urbana o realidad?

Un joven viaja a Nueva York con sus compañeros de instituto, conoce a una chica en un bar, se ponen hasta las trancas y ella le invita a seguir la farra en la habitación de un hotel. Horas después, el pobre infeliz se despierta en una bañera llena de cubitos de hielo, observa un costurón en su cuerpo y, cuando se mira al espejo, ve un mensaje escrito con pintalabios sobre su pecho: Tampoco hay denuncias.

Y cuando un reportero argentino siguió el rastro del rumor para dar con la víctima, se dio de bruces con una realidad que estropeaba un buen titular. Al final, las fuentes —agonizantes por la sequía de datos e información relevantes— vinieron a decirle que alguien le dijo que alguien le dijo que alguien le dijo que…. Haría falta un equipo completo de profesionales cualificados —dotados de un equipo instrumental costoso y aparatoso— y unas condiciones de trabajo que, desde luego, sería impensable improvisar en una habitación de hotel sin llamar la atención.

LA CHICA DE LA CURVA CUARTA INVESTIGACIÓN

El receptor, por su parte, también debería estar preparado, con otro equipo médico completo listo. Era un bandolero tan macarra y desprendido que, cuando ofrecieron una jugosa recompensa por su captura, se presentó en la Real Audiencia de Sevilla para cobrar lo prometido: Desprendido y dadivoso, porque solía compartir el botín con las gentes del campo, donde él también había nacido, en el seno de una familia de campesinos. Corriente —a veces mal apellidado Corrientes— pudo darse al pillaje como una forma de rebelión contra la la explotación de los latifundistas, si bien es una hipótesis.

Ladrones de órganos: ¡socorro, me han robado un riñón!

Sus hazañas y fechorías fueron aplaudidos por los desharrapados a quienes ayudaba, acosados por los usureros y temerosos de perder sus escasas tierras. Porque antes del citado episodio, en había asaltado su carro de caballos y le había dejado bien claro que él era humilde, pero honrado: Pues Diego Corriente lo pagó, y muy caro.

Categorías

La autoestopista fantasma o la muerta de la curva es una leyenda urbana. Al igual que la como La chica de la curva, La curva de la muerte, La muchacha del baile, La mujer de blanco, El muerto de la cañaita, "La niña de la curva" etc. En todas las poblaciones, ciudades o países del mundo existe esta leyenda, aunque no siempre con el seudónimo de la chica de la curva.

Era tal la ojeriza que le tenía el oidor de la Real Audiencia, que se saltó hasta las normas que impedían ejecutar a un preso en un Viernes Santo. Hay episodios legendarios de su vida, como el que comentabas anteriormente: Pero sí puede que fuera cierto que era un "bandido generoso", como ha pasado a la historia. El rumor pregonaba que se escuchaban gemidos procedentes del sótano de su casa, que daba a un río cuyas aguas teñía de sangre durante sus presuntos rituales de magia.

  • Navegación de comentarios.
  • 8 de octubre 2017.
  • tauro en el sexo.
  • chicas vip zaragoza.
  • contactos mujeres madrid!
  • La chica de la curva. ¿Leyenda urbana o realidad? |.
  • tias con minifalda.

Al instante, ella dijo: El hombre desvió su mirada hacia ella y frenó en seco: Esto provocó la muerte de él. Esta leyenda es una de las variantes locales que se han dado en muchos lugares del mundo de la denominada Autoestopista Fantasma , tales como las leyendas urbanas de la Dama Blanca o Chica de la Curva. También se ha visto un personaje similar en el Puerto de Galapagar.

Autoestopista fantasma

De Wikipedia, la enciclopedia libre. Consultado el 15 de mayo de Ir al contenido.

Navegación de entradas

Su mirada seguía perdida Dios sabe donde… No podía ser. Su incertidumbre duró poco tiempo. Al usar este sitio, usted acepta nuestros términos de uso y nuestra política de privacidad. El hombre desvió su mirada hacia ella y frenó en seco: Predicó e hizo milagros en Samaria, convirtió a Simón el Mago y bautizó a un eunuco etíope en Gaza, acontecimiento que suele tomarse como el punto de partida de la Iglesia ortodoxa etíope Hechos, 8.

Te asustó esta historia? Related Posts. Leyenda de la llorona Doña Mercedes Santamaría era una hacendada que vivía en lo que todavía en el siglo…. Leyenda de las gemelas Una feliz familia vivía en un rumbo muy cercano a una transitada carretera, debido a….