El último hombre sobre la tierra estaba sentado solo en una habitación

La historia de terror mas corta del mundo "Knock"

Sí, había amado a Martha, de una forma profunda y tranquila.

  1. Mundo Secreto.
  2. Mundo Secreto.
  3. mujeres solteras david chiriqui?
  4. La historia de terror mas corta del mundo "Knock" - ypumowyv.tk?
  5. EsAsombroso.com.
  6. para encontrar el amor hay que salir a buscar;
  7. parque del laberinto de horta barcelona.

Ahora sólo tenía cuarenta años, y treinta y ocho cuando Martha falleció, pero la verdad es que desde entonces no había vuelto a pensar en las mujeres. Su vida fueron sus libros, los que había leído y los que había escrito. Ahora ya no tenía objeto seguir escribiendo libros, pero disponía del resto de su vida para leerlos. Realmente, tener compañía habría sido agradable, pero se las arreglaría sin ella.

Knock, la historia de terror más corta del mundo

Sus pensamientos eran tan extraños y distintos de los suyos, que la posibilidad de encontrar un tema de conversación interesante para ambos resultaba muy improbable. Eran inteligentes en cierto aspecto, pero también lo eran las hormigas. Pero le habían dado gran cantidad de libros. Fueron muy amables en eso, en cuanto él les dijo lo que quería. Y se lo dijo en el mismo momento de comprender que estaba destinado a pasar el resto de su vida en aquella habitación.

El resto de su vida, o lo que los zan habían expresado con las palabras, pa-ra-siem-pre. Incluso una mente brillante, y los zan tenían una mente brillante, tenía sus peculiaridades. Los zan habían aprendido a hablar el idioma de la Tierra en cuestión de horas, pero se empeñaban en separar las sílabas. Sin embargo, estamos divagando.

Naturalmente, era un zan. Medía un metro y medio de altura y no se parecía a nada de lo que pudiera haber existido sobre la Tierra, es decir, nada que hubiera existido en la Tierra antes de que los zan aparecieran. De acuerdo, me pondré de cara a la pared cuando lea. Incluso un zoológico de segunda fila puede superar al vuestro Si gue cre cien do.

La historia de terror mas corta del mundo

Así pues, no habéis sido tan duros con ella como con la fauna. Deduzco que existe un punto dos. Dos de los o tros a ni ma les duer men y no se des pier tan. Probablemente no les ocurra nada a excepción de que estén muertos. Nada los ha detenido. Cada uno de ellos estaba solo.

Es un viejo con una barba, una guadaña y un reloj de arena. Tus vibraciones no le han matado. El Viejo de la Muerte.

Twittéanos

Nuestra gente y nuestros animales viven hasta que. Walter abrió la boca para contestar, pero volvió a cerrarla. Esto ocurrió por la tarde del segundo día. Fue a la mañana siguiente cuando regresaron los zan, varios de ellos. Se llevaron los libros y los muebles de Walter Phelan.

Después, se lo llevaron a él.

Twittéanos

Se sentó y esperé lo que vendría a continuación. Cuando llamaron a la puerta, supo lo que ocurriría y se puso cortésmente en pie mientras decía:. George intenta mostrarse educado, pero no conoce todas nuestras costumbres. Walter la examinó mientras hablaba. Era alta, tan alta como él, y bien proporcionada. Daba la impresión de tener unos treinta años escasos, casi la misma edad que Martha.

Poseía la misma tranquila confianza en sí misma que siempre había admirado en Martha, a pesar de que contrastara con su propia informalidad. En realidad, pensó, se parecía bastante a Martha.

EsAsombroso.com

No sé exactamente cómo. Pero voy a explicarle toda la historia, todo lo que sé después de hacer hablar a uno de ellos y unir los cabos sueltos. No sé si su radio de acción es tan amplio como para aniquilar de una vez a todo el planeta, o si volaron en círculo en torno a la Tierra, emitiendo las ondas vibratorias. Pero la cuestión es que aniquiló inmediatamente a todos los seres vivos, y confío en que lo hicieran sin dolor.

Nos han escogido como muestra. Bueno, de todos modos, este problema ya no existe. Y me imagino que la raza humana — específicamente usted y yo- puede dejar de preocuparse. Las cosas estaban realmente muy mal. Una noche me fui a dormir y me desperté en una jaula de la nave espacial. Tengo el presentimiento de que primero usaron las ondas a muy baja intensidad, lo justo para que perdiéramos el conocimiento. Y eso fue todo. Hasta ayer no supe que cometieron un error al sobreestimamos.

Pensaban que éramos inmortales, como ellos. Por lo menos, hasta ayer. Dos de los nuestros fallecieron ayer.

Dos especies que se han extinguido irrevocablemente. Supusieron que tenían especies permanentes.

Cuando ayer se enteraron de la vida ridículamente corta que tenemos los animales terrestres, debieron de escandalizarse hasta la médula, si es que tienen médula. La cuestión es que han decidido reorganizar su zoológico: Este cuento de terror, de dos oraciones y digno de un tweet, aparece en varios blogs y varios sitios web a través de Internet, pero la mayoría no menciona ni su autor u origen.

Este micro cuento son las primeras líneas de un cuento llamado "Knock" por Fredric Brown , publicado en la revista Thrilling Wonder Stories en su edición de Diciembre de Estas dos líneas dejan implícito ese je ne sais quoi que tiene el verdadero cuento de horror sobrenatural. Lo maravilloso del micro cuento de Brown —Y lo que verdaderamente me cautivó— es que deja que el resto de la historia, o la verdadera historia; se desarrolle en la mente del lector al instante que termina de leer.

There was a knock on the door There was a lock on the door En mi mente se desarrollan dos devastadoras probabilidades: Anónimo 17 de noviembre de , Anónimo 21 de noviembre de , Anónimo 18 de julio de , Beatriz DeL Angel 26 de noviembre de , Unknown 13 de enero de ,